Senadores y representantes de varios partidos reaccionaron asombrados y advirtieron que su eliminación dejaría el camino libre para que dineros públicos alimentaran las campañas del 2022:

Citada por la Radio Nacional, la Misión de Observación Electoral también se pronunció y resaltó la importancia de mantener la ley de garantías y explicó que es crucial para “evitar que los recursos públicos y el poder de las administraciones municipales, departamentales y a nivel Nacional sean puestos a disposición de las campañas electorales” al impedir ejecución de recursos en los 4 meses anteriores a las elecciones.

El senador Armando Benedetti, ponente del código, trató de tranquilizar las aguas diciendo que no permitiría que esto se materializara:

La senadora Angélica Lozano contó que la Cámara había negado quitar el tema del articulado, mientras que en el Senado la votación había quedado empatada:

El Espectador detalló que la sesión estuvo interrumpida durante casi una hora para buscar consenso en el Senado, pero al final la sesión se aplazó para este viernes.

La representante Juanita Goebertus aseguró que al final de cuentas se acordó excluir el tema, pero en el ambiente quedó la sensación de que la discusión continuaría:

El diario indica que otras de las novedades que se cayeron del código hacían referencia a la posibilidad de implementar voto electrónico y voto a distancia.

Ambas fueron fuertemente criticadas por el senador Rodrigo Lara, que señaló que esto también abriría un boquete a la corrupción y al fraude al no existir en el país medios electrónicos ni garantías suficientemente confiables para que esto pudiera hacerse realidad: