La usuaria de Didi le dijo a Caracol Radio que, cuando entró al vehículo con el paraguas mojado, el conductor, identificado por la plataforma como Luis Fernando (el apellido no aparece porque no es público dentro de la aplicación), la insultó automáticamente.

“¿Me va a ensuciar el carro? (…) yo no la pienso llevar así”, le dijo el hombre molesto, según el relato de la mujer a la cadena radial.

Parra le insistió, y le dijo que era su obligación llevarla porque estaba prestando un servicio.

Segundos después, agregó la usuaria en la emisora, el conductor le dijo que su carro no era el que ella estaba buscando y que no le iba a prestar el servicio de transporte. Sin embargo, ella le mostró que la plataforma indicaba que él sí era el chofer designado.

Parra le dijo a Caracol Radio que, en ese punto, la discusión subió; ella le advirtió al conductor que iba a llamar al 123 y ahí el hombre, según ella, cambió de tono y comenzó con la intimidación.

“(Él) cierra el carro, arranca a toda, cambia la ruta del Waze y recorre casi 600 metros.  Yo ahí ya me asusté y empecé a abrir la puerta y le dije: ‘Señor, entonces déjeme salir’, porque lo primero que se me pasó por la cabeza es que me iba a robar”, relató la usuaria a la emisora.

La mujer le contó al medio que, más adelante, él abrió la puerta y le dijo: “Ahora es que se baje como un loca a romperme el carro”.

No obstante, el asunto no terminó ahí y, cuando la usuaria se bajó del auto, según ella, el hombre le gritó: “‘Guaricha’, no se dejó violar”.

La respuesta de Didi

Al ser consultada sobre la reacción que tuvo la plataforma ante la denuncia, Parra le dijo a Caracol Radio que la llamaron, le tomaron su versión y le dijeron que pusiera la denuncia ante la Fiscalía.

Además, destacó que, según reportes del sistema del área de seguridad de Didi, la credencial del conductor fue suspendida.

El caso también fue publicado en redes sociales. En Twitter, Adriana Parra y su hermana publicaron la foto del hombre que la intimidó, con las denuncias de intimidación y de amenazas de violación.