Familiares de la mujer, que tenía dos hijas menores de edad, le contaron a Laboyanos.com que ella salió el sábado en la noche a departir a una discoteca con su hermano y varios allegados.

Estando allí, cuentan, se presentó una riña en la cual tuvieron que intervenir varios policías, que luego procedieron a trasladar a Chavarro y a sus acompañantes hasta la estación.

Esto, explica el portal Aldea Sur, porque según testigos los involucrados habrían “insultado” a los uniformados cuando les querían imponer un comparendo por escándalo en vía pública, y que por esa razón los ingresaron por separado a las celdas.

“Testigos me comentaron que los trasladaron a pie y que los traían golpeándolos. Que al llegar a la esquina de la estación Viviana se cayó, como que se resbaló, y que la señora teniente la golpeaba mientras ella se tapaba con la chaqueta”, comentó a Laboyanos una familiar de la víctima.

La mujer asegura que el procedimiento de los uniformados fue el siguiente: “A los hombres les quitaron los cordones de los zapatos y las correas para ingresarlos a las celdas, y a ella la dejan sola en otra celda. Ella no llevaba cordones porque tenía unas sandalias”.

La declarante cita el testimonio de un vecino que vive cerca de la estación y que, según ella, le contó que escuchó los gritos de una mujer que decía: “‘No me peguen más, no me peguen más’”.

Lo cierto es que cuando los policías dieron la orden de salida y procedieron a entregar las pertenencias de los detenidos, uno de los hombres se percató de que “le hace falta un cordón a su zapato”, el mismo que minutos después fue hallado amarrado en el cuello de la mujer.

“Con ese cordón presuntamente se suicidó Viviana”, agregó la mujer, que describió que a la víctima la encontraron colgada a una de las rejas y casi arrodillada en el piso.

Aldea Sur recogió el comunicado que emitió la Policía de Huila, y allí se explica que una vez Chavarro fue ingresada a la celda la patrulla tuvo que salir para atender otro requerimiento.

“Mientras los uniformados atendieron el nuevo requerimiento, la antes mencionada habría tomado los cordones de su propio calzado, para amarrar su cuello y suspenderse del techo, acabando con su vida”, argumenta la institución, según cita el medio regional.

Pero familiares de la víctima no creen en esta versión, pues aseguran que las sandalias romanas de Viviana tenían unas correas de color negro, y que el cordón que estaba amarrado en su cuello era azul.

También difieren en que ella se haya colgado del techo, como dice el comunicado, ya que el cuerpo de la mujer estaba suspendido de una reja y tenía sus dos pies en el suelo, evidencia que según contó la familiar en Laboyanos permitiría deducir que “Viviana no se mató, a ella la mataron” dentro de la estación de Policía.

En medio de este cruce de versiones, la familia de Chavarro anunció que acudirá a especialistas forenses para aclarar la situación, y que organizarán una marcha para este miércoles en rechazo a lo sucedido y para pedir que este caso no quede en la impunidad.

Este video recoge declaraciones de familiares e imágenes de la estación de Policía: