De igual manera, la funcionaria preciso, en Blu Radio, que los usuarios de estos vehículos no tienen la obligación de cambiar los cascos (aunque es lo que se recomienda), pero son los fabricantes, distribuidores y comerciantes los que deben garantizar que estos elementos cumplan con el reglamento técnico que entra en vigencia este viernes.

“Con el reglamento técnico, uno al que vigila es al fabricante. Uno nunca vigila al motociclista. El motociclista no tiene que garantizar que su casco cumpla con la norma técnica. El que tiene que garantizar que lo que vende cumpla con el reglamento técnico es el fabricante. Los reglamentos técnicos son para proteger a los consumidores”, explicó la ministra.

Orozco agregó, en la entrevista, que cada usuario puede elegir qué casco comprar, “sabiendo que la información está en el mercado”.

“Yo no puedo sancionar a un consumidor porque compre un producto al que engañaron. Yo tengo que vigilar y controlar que quién lo vende y promueve cumpla con la norma técnica. El consumidor tiene acceso a la información y, desde ese punto de vista, yo no puedo sancionar a un consumidor porque no cumple con un reglamento técnico de un producto”, aseguró.

En ese sentido, los motociclistas pueden seguir portando el casco que tienen actualmente, aunque lo “lógico”, de acuerdo con la entrevista que dio Orozco, es que lo cambien si son conscientes de que esa herramienta no cuenta con los requisitos necesarios para protegerlos.

“Claro que no [están obligados a cambiar el casco]. Tienen que ser conscientes de que el producto no les está sirviendo para la protección. Pero el reglamento técnico como tal, exige y obliga al fabricante, distribuidor y comercializador porque aquí lo que estamos [haciendo] es protegiendo a los consumidores y usuarios estableciendo que no se le venda un producto que no cumple el propósito que debe de tener que es proteger”, añadió.

Finalmente, la ministra manifestó, en Blu Radio, que la regla involucra que los fabricantes tienen que añadir una etiqueta en los cascos que diga que cumple con la norma técnica.