Desde hace más de diez días, miles de indígenas del suroccidente de Colombia comenzaron a protestar contra el Gobierno Nacional. La semana pasada, la minga se desplazó a Cali manifestando que esperaba que el presidente Iván Duque se hiciera presente allí, pero al ver que el mandatario hizo caso omiso del pedido y solo envió una comisión a la capital vallecaucana, los manifestantes se desplazaron durante la última semana a Bogotá.

En la capital del país ya se iniciaron las marchas hasta la Plaza de Bolívar y estas se extenderán, posiblemente, a lo largo de la semana, o hasta que Duque acepte dialogar con los indígenas. De hecho, las protestas de esta comunidad se juntarían al paro nacional convocado para este 21 de octubre.

Qué busca la minga indígena

Según explicó el analista Ariel Ávila en la revista Semana, el único objetivo que tienen las comunidades indígenas con sus protestas en Bogotá es convocar al Gobierno a un diálogo político.

Esta vez para la minga no hay pliegos, no hay una lista de reclamos o puntos a negociar. La minga ha dicho que está cansada de lo que ellos llaman incumplimientos del Gobierno Nacional, dicen no querer negociar plata que nunca llegara a los territorios o reformas que nunca se harán. De hecho, los indígenas manifiestan que son más de 1.000 acuerdos los que se les han incumplido históricamente Esta vez convocan a un diálogo político, diálogo que girara en tres puntos: vida y paz, territorio y democracia”, aseguró el experto.

En los últimos días, desde la Casa de Nariño han insistido en que el presidente no accederá a un diálogo bajo presión y que a disposición de los indígenas están varios de sus funcionarios en el Gobierno. Lo cierto es que a los protestantes no les convence eso.

La minga también se moviliza por el respeto a la vida y el reconocimiento de las poblaciones indígenas. Según la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), en el país hay 102 pueblos indígenas, pero el Gobierno solo reconoce 87.

En otro comunicado, la Onic manifestó que la protesta también reclama que se incluya una reforma agraria integral, que se respeten los Acuerdos de Paz de La Habana y que haya garantías para la protesta social.

Así empezaron las marchas de los indígenas por Bogotá: