Millán escribió en su cuenta de Facebook que en la noche del 22 de diciembre su expareja le pidió que lo cuidara porque tenía espasmos, los labios morados y dolores en el pecho. Ella dijo que se conmovió y fue hasta la casa de él, en el norte de Bogotá, a las 9:00 de la noche, y se quedó cuidándolo.

Al otro día, denunció la joven, su exnovio le confesó que su lamentable estado de salud era porque se había tomado dos botellas de whisky y lo mezcló con cocaína, por lo que ella le aconseja que “debe cuidarse”, pero él se molestó y le pidió que no se metiera en su vida. Después, la empezó a insultar.

Ella aseguró que luego su exnovio se levantó, y desde la cocina le gritó: “¡Se ganó su matada!”, y Millán le respondió: “Tú solo quieres a las personas que te destruyen y te hacen daño”, es cuando, según la mujer, él la golpeó.

“Se devuelve y me mira con mucho odio y empuña sus manos, respira fuerte, me agarra los brazos y me da un cabezazo con mucha fuerza en mi boca y me produce de inmediato una herida abierta en mi labio con un fuerte dolor en mis dientes”, escribió la joven.

Millán manifestó en su publicación que el hombre intentó agredirla nuevamente, y que la encerró para que no pudiera salir de la casa. Pero ella asegura que fue hasta una ventana para pedir ayuda, y ahí los vecinos que la vieron la “liberaron” de la situación.

La joven escribió que ya puso la respectiva denuncia ante la Policía y la Fiscalía y que comparte su historia para que las mujeres que alguna vez han sido víctimas de violencia por parte de su pareja se animen a denunciar.