De acuerdo con el ente acusador, el hombre les ofrecía dinero a sus víctimas, cuyas edades van entre los 5 y 13 años, para que se dejaran tocar, grabar en ropa interior, e incluso mostrarles videos porno.

Los hechos ocurrieron entre 2017 y 2019 en el nororiente de Medellín y gracias a la “contundencia del material probatorio”, el Juzgado 30 Penal Municipal de Medellín con funciones de control de garantías impuso medida de aseguramiento en contra del sospechoso, explica la Fiscalía en un comunicado.

En varios casos el victimario logró acceder carnalmente a algunas de las víctimas”, señala el informe.

Debido al Código del Menor ni el nombre del acusado (que fue identificado como E.D.V.V, de 42 años) ni los de las víctimas fueron revelados.

La Fiscalía le imputó al presunto violador los otros delitos de actos sexuales con menor de 14 años agravado, demanda de explotación sexual comercial de personas menores de 18 años y pornografía con persona menor de 18 años. Sin embargo, de todos ello se declaró inocente, finaliza la Fiscalía.