“Es totalmente mentira [que sea una gripita, como afirman algunos]. Estuve 5 semanas en coma inducido”, dijo en Caracol Radio este hombre de 31 años que corría todos los días 10 kilómetros y observaba una dieta muy sana.

“Me fallaron los riñones. Me falló el hígado. Tuve un ‘shock’ séptico. Me fallaron los pulmones. El único órgano que no me falló fue el corazón. Y todo esto fue por el COVID-19”, dijo en la emisora el sobreviviente del coronavirus.

Valderrama Alonso recordó que tuvo que llamar a la línea de emergencia 911 dos veces, y en la primera le dictaminaron con neumonía.

Pero a los seis días volvió y llamó porque se sentía muy mal. “Tenía los síntomas bien, bien agravados, y ahí fue cuando me llevaron y me determinaron que tenía que estar en una Unidad de Cuidados Intensivos”, dijo el paciente a la frecuencia radial.

Pero quizá lo más sobrecogedor de su relato es que prueba que nadie es inmune al virus y que, por el contrario, todo el mundo está altamente expuesto.

“Yo lo recibí [el virus] en una cena con unos amigos. Y uno nunca se imagina quién se lo va a pasar, quién se lo va a transmitir. Ellos son mis mejores amigos. Ellos también tuvieron COVID, pero yo fui el único que me agravé”, dijo a Caracol Radio.

También aseguró que es el primer caso en EE. UU que trataron con el plasma. “Han tratado 28 pacientes, de los cuales 11 permanecen en el hospital y los otros ya han salido”, agregó.

Preguntado a qué atribuía la gravedad de su estado, respondió: “Todos los médicos acá dicen que soy un caso atípico porque toda mi vida he sido deportista y nunca he consumido cigarrillo”.