En un sitio solitario, sobre la troncal calle 26 y a la altura de la avenida NQS, los delincuentes interceptaron a Laura Fernanda Pedraza y la amenazaron con un arma de fuego y cuchillos. Después de requisarla, le robaron el celular y otras pertenencias hasta terminar abusándola, narró la víctima en City Noticas:

“Llegan estos 3 sujetos, me acechan, me acorralan, comienzan a buscar qué tengo y en ese momento me manosean […]. Yo me siento afectada principalmente por eso [abuso], porque ya habían cogido el celular y el sujeto principal seguía abusándome”.

La joven, además, le contó al noticiero que durante los repetitivos manoseos, los ladrones amenazaban con dispararle para que no gritara.

Cuando terminó el asalto y los abusos sexuales, la universitaria se dirigió a su vivienda, contactó a la Policía e interpuso la denuncia formal, agregó.

La autoridad está detrás de los criminales, aseguró el coronel Jimmy Palacio, oficial de inspección de la Policía, en el informativo:

“La Policía rechaza las vías de hecho que toman estos delincuentes para amedrentar a esta mujer y seguimos en la búsqueda para poder identificar y localizar a estos delincuentes”.

Los estudiantes de las clases nocturnas de la Nacional aseguran que a diario son azotados por la inseguridad, debido a que la zona es muy solitaria y cuenta con poca vigilancia. También denunciaron en el medio que los ladrones se ubican en los puentes que están en inmediaciones de las estaciones del sistema masivo de transporte para atracarlos.