La madre relató en Noticias Caracol que le dijo al sargento encargado que el joven era hijo único, y por eso estaba eximido de prestar el servicio militar; pero el uniformado insistió en que si encontraban que era apto, lo reclutaban.

“Él [el sargento] me dijo: ‘Vaya y saque un extrajuicio y yo se lo dejo salir’. Mientras yo fui, él [el uniformado] lo entró y lo hizo firmar un papel [al joven], cuando mi hijo no tenía conocimiento de lo que decía el papel. Tengo entendido que el papel decía que él [el reclutado] quería prestar el servicio”, declaró Patiño.

El uniformado, de acuerdo con el relato entregado por la mamá al noticiero, se llevó al joven en un taxi hasta el terminal del sur, y de ahí tomaron una flota rumbo a Putumayo, a donde llegaron el día siguiente.

El joven ya cumplió un mes prestando el servicio militar, mientras que Patiño sigue luchando contra el Ejército, que reconoció que el joven no debía ser reclutado. “Me dicen que esperan una firma, pero no me dan respuesta de más”, agregó la mamá.

La señora, además, señaló en el noticiero que su hijo no fue vacunado antes de ser trasladado y ha tenido problemas de salud, sin contar los anímicos.

Cabe recordar que el artículo  12 de la Ley 1861 de 2017 exime de prestar el servicio militar a jóvenes  que son los hijos únicos,  huérfanos que estén a cargo de la subsistencia de sus hermanos,  hijos de militares que hayan fallecido, los hombres casados o que tengan hijos, entre otros.