La situación se dio específicamente en los debates de las objeciones que presentó el presidente Iván Duque a la Ley Estatutaria de la JEP, según expuso el demandante.

El autor del proceso es el ciudadano Andrés Zalamea, quien argumenta que el expresidente no debió votar ni discutir los reparos presidenciales porque ya se había declarado impedido para participar en estos debates en noviembre de 2017.

Es decir que cuando se presentó la iniciativa de la ley estatutaria sí presentó el impedimento y este debió mantenerse durante el proceso que atravesaron las objeciones en el Congreso, pero no fue así.

Cuando se admitió la demanda, el expresidente argumentó que las condiciones por las que se declaró impedido cambiaron y no existía ningún motivo porque “la Corte Constitucional ya había negado la posibilidad de que la JEP ‘retuviera información sobre quienes han ejercido el cargo de presidente’ y nunca fue aceptada su condición de víctima, como él pretendía”, indicó el Espectador.

Pese a esto, el Consejo de Estado aceptó la demanda que podría despojar a Uribe de su fuero y lo sacaría del Congreso, también ordenó la práctica de pruebas en este caso y por eso citó a declaración a los senadores Ernesto Macías, Jhon Milton Rodríguez, Efraín Cepeda y Laureano Gómez, y al secretario general del Senado, Juan Gregorio Eljach; dicha diligencia se cumplirá el próximo 10 de julio en el Palacio de Justicia, informó Caracol Radio.

El alto tribunal también pidió que se le entreguen los documentos de las plenarias del Senado de noviembre de 2017 y las sesiones de marzo y abril de este año en las que se debatieron y votaron las objeciones, añadió RCN Radio.

Además, se solicitó toda la documentación relacionada con el caso a la Secretaría General del Senado, a la Secretaria de la Comisión de Ética del Senado y a la Relatoría de la Cámara de Representantes y del Senado.

Entre tanto, en una situación similar están las también senadoras del Centro Democrático María del Rosario Guerra y Paola Holguín que estaban impedidas pero participaron en la votación de las objeciones.

“Sin embargo, al igual que Uribe, la plenaria del Senado fue la que decidió habilitarlos para votar con el argumento de que las causales de impedimento habían desaparecido”, puntualizó Semana.