En la opinión del ex jefe de cartera, publicada en El Tiempo, los acuerdos sobre lo fundamental que ha anunciado el presidente no pueden ser “para insistir en las mismas ideas que nos tienen atrapados en la situación actual”, sino “para hacer ajustes, de parte y parte”.

“El primer problema es la falta de gobernabilidad”, prosigue Cárdenas Santamaría, señalando que “es un hecho que al Gobierno no le están saliendo bien las cosas en el Congreso, bien sea porque no le aprueban sus proyectos o porque cuando se los aprueban, vienen con normas que el propio Gobierno no comparte”.

Para enfrentar una situación así, el exministro señala que “aquí y en cualquier parte del mundo, debe construir una coalición”, pero critica que Duque sigue empeñado en gobernar solo con sus copartidarios, aunque en ocasiones incluso algunos de sus copartidarios del Centro Democrático se han quejado por no haber incluido a más de sus figuras más prominentes en el gabinete.

Cárdenas incluso cita el ejemplo de Ángela Merkel en Alemania: “Nadie se rasgó las vestiduras en Alemania, ni acusó de corrupta a la canciller Merkel, cuando después de ganar las elecciones —pero no las mayorías en el Parlamento– hizo un acuerdo con los socialistas”, escribe en el diario.

Un eventual acuerdo, añade, debería construirse sobre “tres principios fundamentales: la defensa de los acuerdos de paz, la sostenibilidad fiscal y el impulso al crecimiento económico incluyente”.

Sin embargo, el ahora columnista también reconoce que no depende solo del Gobierno, y que muchos de sus opositores “leen el desgaste de la actual administración como una oportunidad para las próximas elecciones”, aunque también señala que incluso podría ser “una estrategia calculada por sectores cercanos a la Casa de Nariño de cara a las elecciones de octubre”.

“De ser así, lo único que hay que decir es que el Gobierno, y no necesariamente su partido, sería el gran perdedor”, concluye, antes de lanzar una advertencia:

“Si a este gobierno no le va bien, perdemos todos”