Calvás dijo que, sobre la media mañana de este lunes, no había regresado la energía eléctrica a su casa. El periodista, en tono sarcástico, mandó un saludo a la empresa Enel-Codensa. “Los quiero mucho y les agradezco la atención”.

Además, el comunicador señaló, en La W, la indolencia de la compañía de energía y criticó su servicio de atención al cliente.

“Es sorprendente, porque uno llama a la línea de atención de la empresa y dicen ‘ya está la cuadrilla atendiendo’; uno va a la subestación y no hay ninguna cuadrilla (…) no hay nadie”, agregó.

Para darle una mayor dimensión a su situación, Juan Pablo Calvás destacó que no ha podido dormir en su casa, porque no tenía dónde cargar su celular; además, dijo que todo lo que estaba en su nevera se echó a perder.  Sin embargo, el periodista dijo que no se trata solo de él, sino de los habitantes de tres cuadras de la localidad, que ya van para su tercer día sin luz.

Cabe destacar que la capital tuvo un fin de semana pasado por agua que desencadenó varias inundaciones y dejó a cientos de afectados. Los aguaceros también alteraron la movilidad capitalina como resultado de varios accidentes.