En una entrevista con el diario El Tiempo, el joven manifestó que luego de revisar varios portales se contactó con un criadero llamado Sashary, el cual le había llamado la atención por una publicación que subió.

“Me comuniqué con ellos y les pregunté si tenían disponibilidad de cachorros. Les dije que quería uno de raza Husky macho. Entonces procedieron a enviarme varias fotografías. Escogí uno y comenzaron a mandarme información de vacunas”, afirmó.

Bernal, igualmente, señaló que los supuestos vendedores le empezaron a decir que si era cliente frecuente de Daviplata, Baloto y PSE tendría un descuento de 100.000 pesos en la compra, pues tenían una alianza con esas entidades.

Al final, el joven terminó accediendo al negocio y consignó el dinero el pasado viernes. No obstante, puntualizó en el impreso que nunca le entregaron la mascota y que tampoco volvió a tener contacto con el criadero.

“Les avisé que ya había hecho el pago por 850.000 pesos y les copié los pantallazos. En ese momento, me pidieron más datos de la persona que iba a recibir el perro. Lo cierto es que hasta el día de hoy no me han entregado ningún animal”, concluyó.

Noticias RCN, por su parte, indicó que ese mismo criadero ha estafado a cerca de 20 personas en Bogotá. Asimismo, aseguró que estos casos ya están siendo investigados por la Fiscalía General de la Nación.

Según el ente acusador, en la capital colombiana se registraron más de 15.900 denuncias de fraude en 2020 relacionadas con la venta de perros, práctica que produce una fuerte explotación y maltrato animal.