En algunos barrios de Bogotá, la atípica escena estuvo marcada por las reuniones familiares en las que, temerosos de un contagio, los ciudadanos salieron con mascarillas a las puertas de sus casas o las terrazas de sus apartamentos para encender una vela y orar.

A la Catedral Primada de Bogotá, en la Plaza de Bolívar, llegaron varios grupos familiares que encendieron velas en un espacio en el que tradicionalmente las autoridades locales realizaban eventos culturales todos los años.

En otras ciudades, como Cali, camiones con alumbrado navideño recorrieron las diferentes zonas para que la gente no tuviera que moverse de sus casas para ir a ver luces.

Una situación diferente se vivió en Barranquilla, donde el aislamiento se respetó pero por el toque de queda impuesto para prevenir el contagio del  coronavirus, que en los últimos días ha tenido un notable incremento en esa zona. Además, a diferencia de otras regiones de Colombia, en donde la celebración de velitas es en la tarde y noche del 7 de diciembre, en Barranquilla es en la madrugada del 8.

Imágenes del día de las velitas del 2020 en Colombia

En redes sociales, decenas de usuarios quisieron mostrar cómo vivían la noche del 7 de diciembre en familia, guardando precaución por la pandemia de COVID-19:

Pero para otros resultaba atípico no salir de rumba o reunirse con más personas, por lo que no se aguantaron y salieron a reunirse en algunos parques. RCN Radio informó de aglomeraciones en sectores de Bogotá como el Park Way y consumo de licor en las calles.

También hubo denuncias de algunas aglomeraciones en sitios cerrados, aunque privados:

Hubo quien extrañó el show de pirotecnia en la Torre Colpatria de Bogotá:

Algunos subieron videos de fuegos artificiales que generalmente son manipulados por expertos, pero la mayoría de denuncias fueron por otro tipo de pólvora; aquella que solo explota y hace ruido fue la que se sintió en más lugares del país y suscitó quejas y molestia entre los ciudadanos.