La denunciante, identificada como Ana María Obregoso, acusó al fotógrafo Eduardo Díaz Suarez por hechos que habrían ocurrido en enero del 2019, de acuerdo con Caracol Radio.

Según ella, todo ocurrió en un apartamento del barrio Cedritos del norte de Bogotá, a donde llegó después de salir de una fiesta en un bar. Ana María dice que se besó con Díaz en la cocina del apartamento, pero el presunto abuso sucedió después, hacia las 5 de la mañana.

Según ella, hacia las 5 de la mañana le preguntó al dueño del apartamento si podría dormir en uno de los cuartos, y él accedió. “Me acosté y a los minutos llegó Eduardo preguntándome si se podía acostar porque también tenía sueño”, cuenta ella. “Yo no le vi ningún problema, se acostó, nos besamos en la cama y después le dije que no iba a pasar nada, que no quería que pasara nada“, agrega.

Fue entonces que el hombre se habría sobrepasado con ella de manera agresiva, incluso agarrándole las manos para no dejar que reaccionara:

“A él no le importó que yo le dijera eso. Se me subió encima y se dirigió automáticamente a hacerme sexo oral. Yo le dije que no, que no quería, que por favor no lo hiciera, que no me gustaba. (…) No le importó nada. simplemente no me decía nada, simplemente lo hacía. Yo no sabía qué hacer, era un momento de shock, no entendía lo que estaba pasando. Lo único que hice para reaccionar fue darle una patada”, prosigue su relato.

Según ella, después de alejarlo el fotógrafo insistió: “Lo único que me dice es ‘tienes 5 minutos para decidir si va a pasar algo o no’. Yo lo miro y le digo que no, que yo desde el principio le dije que no quería que pasara nada“, detalla.

Lee También

Obregoso dice que en ese momento se volteó para dormir, y el hombre salió del sitio, furioso. Además, cuenta que los amigos le preguntaron qué había pasado e incluso le recriminaron por no haber accedido a tener sexo con él: “Me dicen que no, que debí hacerlo porque el chico era muy lindo para mí, cosa que era cierta pero creo que no por eso tenía que dárselo”, manifiesta.

“Me sentí culpable durante bastante tiempo. Tanto que lo vengo a hacer público dos años después, pero creo que es necesario que dejemos de normalizar este tipo de cosas. No es normal que abusen de nosotras. No es normal que uno diga que no y las personas sigan haciendo las cosas que uno no quiere que le hagan”, concluye su relato.

Ana María dice que ya había elevado su denuncia a la Fiscalía antes de hacerla pública en redes sociales. El fotógrafo le habría respondido que formularía una contradenuncia, pero ella no se muestra sorprendida y dice que se lo esperaba: “Los abusadores suelen hacer eso siempre”, comenta.

No es el primer caso por el estilo que ha salido a la luz en los últimos días. Hace poco, otra mujer también acusó a un fotógrafo de haberla drogado para violarla. El caso está en curso y el acusado no aceptó cargos.

Este es el relato de la mujer, divulgado por Caracol Radio: