De acuerdo con el diario Daily Mail, la mujer, de 36 años y cajera en ese mercado donde abandonó a su hija, acababa de dar a luz sola, medio escondida entre un arbusto.

La rusa, según el relato del mismo medio, caminaba por la calle hacia su trabajo, cuando comenzó a tener fuertes contracciones. No pidió ayuda, dio a luz y ella misma cortó el cordón umbilical, para luego meter a la recién nacida en una bolsa plástica y dejarla en la parte de atrás del supermercado.

Afortunadamente, la bebé fue encontrada por el gerente del lugar con signos de hipotermia, pero viva.  La policía y una ambulancia llegaron al lugar luego del llamado del hombre. No encontraron lesiones externas a la pequeña y fue trasladada a un hospital en la ciudad de Almetyevsk, indica el rotativo inglés.

La desalmada mujer, que tiene otros 2 hijos en edad escolar, fue puesta bajo arresto domiciliario por las autoridades, mientras avanza la investigación policial.

En el video capturado por una cámara de seguridad se ve a la rusa llegar a la esquina del supermercado con la bebé dentro de la bolsa. La deja tirada en el suelo y aunque por un momento parece que se va arrepentir porque se devuelve al lugar exacto, se va y la abandona.

A continuación, el aterrador video del momento: