Los especialistas en diagnóstico de la compañía global Abbott, que tiene una base en el Reino Unido en Maidenhead, han dicho que esperan enviar millones de pruebas de laboratorio a toda Europa a fines de mayo, según The Independent.

Este dispositivo logra detectar la proteína IgG, la cual es sintetizada por el cuerpo al ser infectados con este virus, explicó el doctor Simon Clarke, profesor asociado de microbiología celular en la Universidad de Reading al mismo medio:

“La prueba le dice si alguna vez estuvo expuesto al virus y generó una respuesta inmune. Lo que no puede hacer es decirte si eres inmune o no. Tener anticuerpos en sí mismo no le da inmunidad protectora, podría hacerlo, pero no lo sabemos”.

El test identifica la proteína IgG que el cuerpo produce cuando fue infectado por el coronavirus, puede permanecer en el cuerpo durante meses y posiblemente años.

En las pruebas, Abbott afirmó que su producto mostró una sensibilidad superior al 99 %, 14 días después de que se desarrollaron los síntomas en 73 pacientes con COVID-19 positivo, agregó el mismo medio.