Distintos países buscan la manera de reactivar el turismo en sus tierras luego de sufrir los efectos secundarios de la pandemia por coronavirus. Algunos  países, como Seychelles, decidieron crear el ‘pasaporte para vacunados’, un camino que la Unión Europea ve muy viable para aumentar el flujo de viajeros internacionales.

El pasado 25 de febrero se reunieron los principales líderes europeos para anunciar sus planes con dicho documento y dar paso a la fase inicial. El documento sería digital para aquellas personas que recibieron la vacuna de COVID-19 y puedan certificar su inmunidad, especificó National Geographic.

Dicho certificado incluirá todos los datos de salud del viajero, como por ejemplo: el historial de pruebas que se realizó recientemente; tipo de pruebas realizadas (PCR o antígenos); anticuerpos generados por el propio virus o la vacuna.

Una de las preguntas generadas es para qué servirá y si todos los países de la Unión Europea están de acuerdo; esta herramienta será diseñada para que los ciudadanos puedan moverse libremente. Pese a la pandemia, buscan generar una movilización segura cuando sea posible.

Aunque 27 países aceptaron la creación del pasaporte, Alemania y Francia son los principales objetores, porque este documento podría ser un método discriminatorio entre los viajeros que pueden viajar y los que no.

Aún no existe fecha para iniciar a emitir este documento, y continua el debate ético y legal por la división que habrá por la creación del certificado.