Así le confirmaron fuentes de los servicios de emergencia al canal local del Distrito de Columbia de Fox.

Imágenes de MSNBC mostraron a una mujer siendo trasladada en camilla con una fuerte hemorragia y algunos legisladores fueron escuchados gritando “se han producido disparos”.

Eso, al tiempo que miembros de la seguridad del Capitolio desenfundaron armas en el salón de plenos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Estos videos replicados en Twitter muestra con más claridad a la mujer. (Imágenes sensibles, se recomienda discreción).

Además, se han comenzado a difundir videos en los que policías están apuntando a los manifestantes, aunque aún no está claro quién fue el responsable de los disparos que hirieron a la mujer.

Y en otras imágenes se ve el momento en el que la persona herida es atendida a las afueras del Capitolio:

Tanto MSNBC como CNN aseguran que la mujer se encuentra en estado crítico tras haber sido herida de bala en el pecho al inicio de la entrada por la fuerza de los manifestantes en Washington.

Mientras tanto, los congresistas aseguran que la policía desenfundó armas contra los partidarios del presidente Donald Trump que intentaban irrumpir en la Cámara de Representantes.

“Responsables de seguridad de la Cámara y la policía del Capitolio tienen sus armas desenfundadas mientras manifestantes golpean la puerta principal de la Cámara”, tuiteó el legislador demócrata Dan Kildee desde el interior del Congreso. “Se nos ha indicado que nos tumbemos en el suelo y nos pongamos máscaras antigás”, dijo.

Los manifestantes rompieron ventanas y abrieron puertas a la fuerza hasta superar a la Policía del Capitolio, que asegura las instalaciones del Legislativo.

Las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos en la escalinata del edificio, pero decenas de personas consiguieron entrar a los salones de plenos de la Cámara de Representantes y del Senado mientras los legisladores eran evacuados de emergencia, así como el vicepresidente Mike Pence.

Tras alrededor de una hora de caos, centenares de manifestantes que se habían concentrado alrededor del vetusto edificio de mármol del Capitolio comenzaron a abandonar lentamente la zona de origen de las tensiones.

No obstante, todo el Distrito de Columbia se situará en toque de queda y se han activado varias unidades de reservistas de la Guardia Nacional y fuerzas de seguridad federales para garantizar la seguridad.

Donald Trump culpa a su vicepresidente, Mike Pence, del caos

El presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, culpó este miércoles a su vicepresidente, Mike Pence, del caos en Washington por no haberse arrogado poderes que no le otorga la Constitución para revocar su derrota electoral, mientras sus seguidores asaltaban el Capitolio y no permitían declarar la victoria de Joe Biden.

Trump, que se encontraba en el Despacho Oval mientras sus simpatizantes irrumpían en el Capitolio y no pidió a sus seguidores que abandonaran el Congreso y, en cambio, alimentó las tensiones que provocaron el asalto.