El periodista de Caracol Televisión fue identificado como Romel Gorosabel, mientras los otros comunicadores capturados fueron Mayker Iriarte Oliverio, Mariana de Barros y Héctor Sánchez, de diferentes medios venezolanos, según explicó este jueves el SNTP en su cuenta de Twitter.

Todos ellos se encontraban cerca de la casa del comisario Simonovis, que cumple una condena bajo arresto domiciliario de 30 años por dos de las 19 muertes ocurridas en el golpe de Estado de 2002 contra el entonces presidente Hugo Chávez.

Los periodistas se congregaron alrededor de la casa, ubicada en el acomodado sector de Alta Florida en Caracas, luego de que la esposa de Simonovis, Bony Pertiñez, denunciara que no sabía dónde se encontraba su marido.

A través de Twitter, Pertiñez explicó que no se encuentra en su casa pero que sus vecinos le informaron que la calle de acceso a la misma está cerrada.

En este preciso momento no tengo ninguna información sobre el paradero de mi esposo. Durante días el Sebín ha estado amenazándolo con regresarlo a la cárcel”, afirmó en esa red social.

El mensaje ha multiplicado los rumores acerca de su paradero, del que todavía no se sabe nada con certeza. Pertiñez aseguró posteriormente que el Sebín también negó el acceso al abogado defensor de su esposo, Joel García.

Hago responsable al Gobierno de Nicolás Maduro por lo que pueda pasarle a mi esposo y a nuestro hogar”, añadió.

En este sentido, el abogado García subrayó que “hasta que Iván Simonovis no aparezca con vida” no se puede “hablar de fuga, sino de una desaparición”.

Sin embargo, Juan Guaidó dijo que Simonovis no está desaparecido y que él lo liberó, como hizo con Leopoldo López, como parte de la Operación Libertad.