Durante su programa “Con el mazo Dando”, transmitido por el canal estatal VTV, Cabello mostró fotos de Guaidó con un supuesto “paraco” que no identificó y posteriormente con “Jhon Jairo (…) número dos de los rastrojos”.

“Eso es lo que ellos defienden, este es el segundo de los rastrojos, amigo retratado aquí con Juanito alimaña, de una banda de paramilitares que opera en la frontera“, continuó Cabello mientras sostenía las fotografías en su mano.

Este jueves en la página web del programa de Cabello, se señaló que el otro sujeto con el que Guaidó se retrató es Alberto ‘Lobo’ Quintero.

Según el régimen de Maduro, las autoridades venezolanas han atrapado a varios de los integrantes de ‘Los rastrojos’ en los últimos años durante operativos de seguridad.

La acusación de Cabello vino tras las constantes denuncias de la oposición venezolana que sostiene que Maduro protege a miembros de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (Eln) y disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

El líder opositor, que todavía no ha reaccionado a la acusación de Cabello, ha señalado, incluso, que de “prolongarse mucho la estadía de Maduro” en la presidencia, la región latinoamericana corre riesgo de tener “un enclave de soporte al terrorismo en Venezuela”.

La información dada por Cabello fue confirmada por la Policía de Cúcuta, de acuerdo con el diario El Espectador, que identificó a los delincuentes como alias ‘el Brother’ y ‘el Menor’, que están en manos de las autoridades hace varios meses.

Según la denuncia hecha por el chavista, las imágenes habrían sido tomadas el pasado 23 de febrero cuando Guaidó cruzó la frontera a Colombia, el día en que se llevó a cabo el convierto ‘Venezuela Aid Live’, a pesar de la advertencia de Maduro de que no podía salir de territorio venezolano.

Sobre este hecho el único que se ha pronunciado es Carlos Vecchio, embajador de Juan Guaidó ante Estados Unidos, quien diálogo con La W.

“Yo tuve la oportunidad de ver al presidente Guaido en Colombia cuando se celebró la cumbre de Lima y nada de eso me lo mencionó. Más bien me dijo que fue muy riesgoso y que no fue fácil cruzar la frontera. Primera vez que yo escucho esto, de lo que conversamos sobre su salida en ningún momento me dijo que tuviera ayuda de ese grupo irregular, entonces no creo que esa versión sea ajustada con la realidad”, indicó Vecchio al ser consultado sobre el tema.