De acuerdo con el diario The Hindu, Kumbar degolló a su padre, cuando este dormía, luego de que habían discutido por el tiempo que el joven le dedicaba a los videojuegos.

La víctima, que fue identificada como Shekarappa Revappa Kumbar, de 61 años, se había jubilado unos meses atrás de su trabajo como oficinista del departamento de la policía y las peleas con su hijo llevaban un tiempo largo, porque este no hacía nada más en el día que jugar en su ‘smartphone’, explica el mismo medio.

Antes del cruel asesinato, Raghuveer Kumbar ya había sido llevado ante las autoridades porque, luego de otra discusión con su papá por el mismo tema, rompió las ventanas de la casa de un vecino. Allí, Shekarappa Revappa Kumbar indicó a la policía que su hijo tenía un grave problema de adicción con los videojuegos, y sus arrebatos eran constantes, detalla el rotativo indio.

Uno de los oficiales dialogó por un largo rato con el joven y lo dejó ir a su casa, sin imaginarse que sus arranques de violencia iban a traer lo peor.

En la madrugada del pasado martes, Raghuveer Kumbar ingresó al cuarto de su padre, no sin antes cerrar la puerta del cuarto de su mamá para que no lo interrumpiera, y lo atacó, cortándole la cabeza y la pierna izquierda, finaliza The Hindu.