Aunque el video fue publicado en redes sociales por primera vez en junio de 2016, las imágenes de este ‘buen’ pastor que golpea a la mujer cobró vigencia de nuevo por la crudeza de su contenido y por las crecientes iniciativas de los países en cuanto a la no violencia contra la mujer.

El hombre, en idioma ruso y mientras le propina las cachetadas a la indefensa feligrés, le recrimina con palabras soeces su supuesta infidelidad o sentimiento de atracción por un hombre diferente a su esposo.

El video comienza con el supuesto guía espiritual que se aproxima a la mujer. Acto seguido, le comienza a pegar y a decirle “perra”, mientras ella a duras penas se cubre el rostro. El pastor deja de castigarla momentáneamente para dirigirse al resto de la audiencia mientras dice: “A perras como esta hay que castigarlas y ser estrictos con ellas”.

Luego la sigue insultando y castigando, al tiempo que la coge del pelo y le exige quedarse quieta y que lo mire mientras recibe la reprimenda, mientras se ve que el rostro de la chica va adquiriendo un color rojo intenso en las mejillas.

Este video tiene más de 7 millones de vistas y ha generado rechazo total de los usuarios de YouTube. Incluso, hay quienes dicen que esa no es una iglesia, sino un campo de prisioneros.

Las siguientes imágenes son explícitas y fuertes, por lo cual pedimos discreción: