El presidente Jair Bolsonaro es contrario al confinamiento, lo que derivó a destituir hace dos semanas a su ministro de Salud Luiz Henrique Mandetta que defendía la cuarentena para contener el avance del virus.

Su nuevo ministro, el oncólogo Nelson Teich, afirmó la semana pasada que no es posible relajar las medidas restrictivas e intentó demostrarlo, acción que se tornó embarazosa.

Jair Bolsonaro

Artículo relacionado

"Lo lamento, pero ¿qué quieren que haga?", Bolsonaro, por subida de muertes con COVID-19

Con 5.017 muertos por COVID-19, Brasil registra la cifra más alta de fallecidos de Latinoamérica y supera los 4.633 muertos reportados por China, donde la epidemia se originó a finales de 2019. El número de contagios subió un 8 %, a 71.886.

Con más de 210 millones de habitantes, Brasil marcó un nuevo récord pero, según expertos, el número de contagiados con coronavirus podría ser entre 12 y 15 veces superior debido al gran número de casos no detectados por la poca disponibilidad de tests.