El canal Local Memphis, afiliado a la cadena abc, informa que el menor fallecido fue identificado como Benjamin Luckett, mientras que su hermana Abigail, de 6 años, se recupera en un centro médico.

Stacy Stilgenbauer, allegada a la familia, dijo a ese medio que el menor falleció tratando de salvar a Abigail, pues ella cayó al agua mientras jugaba en el hielo del lago congelado.

Benjamin saltó al agua para salvarla, mientras que otro hermano salió corriendo hasta su casa para dar aviso a sus padres. Lastimosamente, el niño murió, mientras que la pequeña fue trasladada de urgencia a un hospital, explica el mismo canal.

“Obviamente es tan trágico y nuestros corazones están con esa familia”, dijo Brent Perkins, portavoz de los bomberos del condado de Shelby, donde ocurrió la tragedia.

Perkins detalló que el suceso ocurrió el pasado domingo y que no pudieron hacer nada por la vida de Benjamin Luckett. Por ello, hizo un llamado a los padres de familia para que no dejen jugar a sus hijos en aguas congeladas.

“Mucha gente se inclina a poner el pie en él, probarlo y ver si está resbaladizo, para deslizarse y divertirse un poco. De repente, en un momento se ha convertido en una situación que pone en peligro la vida. Muy peligroso. Simplemente manténgase alejado de todo”, pidió Perkins, citado por Local Memphis.

Abigail, por su parte, estuvo grave de salud, pero ahora se recupera satisfactoriamente gracias al tratamiento al que fue sometida, finaliza el canal estadounidense.

Un amigo de la familia Luckett abrió una campaña en la plataforma GoFundMe para recaudar fondos y ayudarlos en estos duros momentos.

El objetivo era recoger 25.000 dólares y hasta el momento, gracias a 349 donantes, llegaron a la suma de 28.674 dólares, es decir algo más de 100 millones de pesos.