En medio de esa viaje, la mujer dio a luz a sus cuatrillizos y quedó varada en la capital argentina, no solo debido a la cuarentena, sino también porque sus 4 hijos nacieron prematuros (a las 30 semanas de gestación) y por eso aún se encuentran internados en el hospital, informó el Clarín.

El portal agregó que Ulises, esposo de Adriana y padre de los cuatrillizos —llamados Zoe, Jeziel, Adriel y Gabriel—, está en Bolivia, su país de origen y de donde no puede salir debido al confinamiento. Ante esto, según el mismo medio, el hombre solo ha podido conocer a los bebés a través de fotografías.

Infobae señaló que estos bebés son un milagro, pues hace un tiempo a la argentina la aconsejaron no tener hijos porque padece una grave enfermedad y en caso de quedar embarazada, comprometería su vida y la de sus bebés.

A pesar de esa advertencia, ella siguió adelante y tuvo a sus bebés el pasado 7 de mayo, indicó el portal argentino. Ahora, de acuerdo con el mismo medio, Adriana y Ulises tendrán que rebuscársela para mantener a sus bebés, pues el hombre trabajaba como chofer y perdió su empleo.

A continuación puede ver un video de Adriana con sus cuatrillizos: