La desalmada mujer dejó a los menores sin agua ni comida para que lucieran desnutridos; de esa manera podría publicar fotos de ellos y pedir ayuda económica a través de redes sociales, informó Daily Mail citando medios locales.

Los niños se quedaron solos en casa mientras Vladislava se divertía con su nuevo novio, identificado como Anton Podchapko. Durante ese tiempo, los menores trataron de alimentarse con yeso y el papel tapiz de las paredes, indicó el diario británico.

La pequeña Anna, de tres años, sobrevivió bebiendo agua de un florero y ahora se espera que, dentro de poco, sea adoptada. Entre tanto, su hermanito menor, Danill, falleció de hambre y de sed, señaló el mismo medio.

La jueza que estuvo a cargo de este caso calificó de “cínica y despiadada” a Vladislava; no obstante, muchos ciudadanos la criticaron por la corta condena que dictó en contra de la mujer, concluyó el rotativo británico.

En el siguiente video (a partir del segundo 15) podrá ver la perturbadora sonrisa de la ucraniana cuando escuchó su sentencia: