De acuerdo con la cadena Fox, la víctima, de 16 años, fue identificada como Jacson Pineda-Chicas y su cuerpo fue encontrado tirado a un lado de la carretera en Stafford, Virginia, el pasado 9 de marzo.

La policía en el condado de Prince George señaló en un comunicado que el adolescente fue asesinado en una casa que pertenece al líder de la pandilla de los Mara (MS-13) en Virgina, José Ordónez-Zometa, de 29 años, cita el mismo medio.

“Para escuchar que alguien fue apuñalado 100 veces, habla por sí mismo de lo violento que fue el ataque”, dijo el pasado viernes el mayor de la policía Brian Reilly.

La otra cadena estadounidense NBC habló con la mamá de Jacson Pineda-Chicas y dijo que su hijo estaba siendo amenazado por esta violenta pandilla, luego de que les dijo que no quería seguir participando en ella.

La mujer explicó que cuando sus “amigos” lo acusaron de hablar con la policía, amenazaron con matarnos (a su familia), pero prefirió enfrentarlos y decirles que si iba a matar a alguien, que fuera a él, explica NBC.

Antes de salir, explica la madre, Jacson tomó cuchillos y destornilladores para defenderse, pero sabía que no era suficiente.

La policía dijo que los otros sospechosos en el caso son Jonathan Castillo-Rivera, de 20 años; Kevin Rodriguez-Flores, 18; Christian Martínez-Ramírez, de 16 años, y José Hernández-García, de 25, finalizan los medios norteamericanos.