“Por fuente de inteligencia colombiana, de muy buena confiabilidad, (nos enteramos) de que estaban preparando un atentado para asesinarme el día de las elecciones”, dijo el mandatario de Venezuela en una rueda de prensa, en Caracas.

Aseguró que estas informaciones, que fueron “confirmando”, apuntan a que el plan se tejió desde la sede del Ejecutivo colombiano.

“Desde la Casa de Nariño, Iván Duque participó para intentar asesinarme el mismo día de las elecciones”, prosiguió.

El gobierno colombiano explicó que no es posible reconocer la legitimidad de la jornada sin la participación de todas las fuerzas políticas, “en particular de la oposición democrática perseguida por el régimen”, y en la que no hubo “una observación electoral objetiva y fidedigna”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores añadió en su momento que las elecciones celebradas este 6 de diciembre son “fraudulentas” y están “promovidas por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro sin las garantías de imparcialidad, libertad, igualdad de oportunidades, justicia y transparencia del sistema democrático”.