De acuerdo con el canal local Chilevisión noticias, el lamentable suceso ocurrió en la madrugada del pasado miércoles 25 de septiembre, cuando la víctima, identificada solo como J.I.U.G., recorría las calles de Valparaíso para llevarla el sustento a su esposa y sus 6 hijos.

Sobre las 4 de la mañana, 8 jóvenes intentaron subirse a la fuerza a su carro para que los llevara a rematar su juerga, pero el conductor se negó. Por ello, lo golpearon y lo apuñalaron, dejándole heridas en la cabeza, el pecho y los brazos, detalla el mismo medio.

La esposa del chileno le dijo a ese canal que, incluso, luego de la golpiza tomaron su celular y le enviaron un mensaje de voz a ella mediante WhatsApp, burlándose.

Le quitaron el celular, le rompieron las ventanas del auto y lo dejaron tirado en la calle. Me dijeron: ‘Está apuñalado en la calle y perdió cualquier chocolate’”, relató la esposa, quien a las 6 de la mañana recibió un llamada desde un número desconocido de su marido.

El hombre, como pudo, logró conducir y llegar a urgencias del Hospital Carlos Van Buren. Cuando la mujer llegó minutos después, se dio cuenta que no habían atendido a su esposo y lo tenían sentado en una silla de espera, pese a la gravedad de sus heridas, finaliza Chilevisión.