Así lo informó Noticias Caracol desde Washington, en un momento en que el candidato demócrata Joe Biden aventaja a Trump por 264 votos (si se incluye Arizona) por 214 del presidente-candidato.

En los más recientes conteos, Joe Biden amplía la ventaja sobre Trump en el estado de Nevada y acorta la diferencia que le lleva Trump en Georgia, señala The New York Times.

“Si cuentan los votos ilegales y tardíos, pueden robarnos las elecciones”, fue la otra parte del mensaje que dio Trump a través de su equipo de campaña, en un comunicado.

Estas expresiones, dice Noticias Caracol, son las que han calado en muchos de los votantes de Trump y por ello se han presentado manifestaciones en diferentes puntos del país, con la consigna de “cuenten cada voto”.

Incluso, el hijo de Donald Trump se unió a esta queja, como lo muestra este trino:

La campaña de Trump pide que no se tengan en cuenta los votos que llegaron después del martes y denunciaron que no les habían dejado ver la apertura de las urnas. A eso, las autoridades de estados como Michigan dijeron que el conteo de votos continuará.

En Portland, epicentro de la ola de manifestaciones antirracistas y contra la brutalidad policial este año, fue la única ciudad donde marchas fueron violentas.

Los manifestantes que piden el conteo cuidadoso de los votos estarían motivados por los señalamientos de Donald Trump de que le quieren robar las elecciones, señala The New York Times y ese reclamo lo hacen tanto seguidores de Donald Trump como de Joe Biden.

En contraste, otros manifestantes que le apuestan a Biden gritan:

“¡Queremos a Trump fuera de la presidencia, ese es el principal objetivo!”, gritos que por fortuna no han desembocado en brotes de violencia en las calles de las ciudades, más allá de pequeñas escaramuzas, recoge el medio neoyorquino.

En Nueva York, miles de partidarios de Biden marcharon pacíficamente por la Quinta Avenida para exigir “el conteo de cada voto”.

Una multitud de todas las edades con carteles bloqueó el tráfico vehicular y marchó al ritmo de tambores y coreando consignas.

“Donald Trump reivindicó la victoria antes de que cada voto haya sido contabilizado y queremos enviar el mensaje de que eso no es aceptable”, dijo a la agencia AFP Sarah Boyagian, de 29 años y miembro de la organización que convocó a la marcha.

En Detroit, los simpatizantes de Trump pedían detener el conteo en el estado clave de Michigan, en una protesta tensa frente a un centro electoral, pero que no pasó a mayores, como indica Global News.

También en Arizona, otro de los estados clave, imágenes de televisión mostraron a seguidores del mandatario reuniéndose afuera de una oficina de recuento de votos del condado de Maricopa, donde está Phoenix.

Algunos manifestantes llevaban armas –lo que es legal en este estado– y policías se formaron ante la edificación para protegerla, recoge AFP.

Justo antes de la medianoche del miércoles, las autoridades de Maricopa publicaron nuevas cifras del escrutinio con las que Trump acortaba la ventaja de Biden en Arizona de 79.000 a menos de 69.000 votos, con 86 % de los sufragios contabilizados.