Sin esconder su nerviosismo, los demócratas se congregaron el martes de noche en el cuartel general de la campaña Biden-Harris en Wilmington, Delaware, para un inédito evento en la noche de la elección estadounidense. Allí apareció el candidato, pasada la medianoche, cuando todavía conservaba una ventaja importante, pero engañosa.

“Creo que estamos en el buen camino para ganar esta elección”, afirmó el candidato demócrata Joe Biden a sus seguidores que lo escuchaban dentro de unos 300 coches en un estacionamiento de su ciudad, Wilmington.

“Esto no se acaba hasta que cada voto sea contado”, agregó, sonriente, el candidato de 77 años.

“Tengamos paciencia”, pidió Biden, asegurando que tenía “buenas sensaciones” sobre sus resultados en Wisconsin y Michigan, además de Pennsylvania, diciéndose optimista sobre lo que resta.

Trump ataca a Biden y Twitter lo castiga

El presidente Trump trinó poco después del breve discurso de su rival, diciendo que hablaría más tarde y anticipando una “gran victoria”, pero acusando a Biden de estar “tratando de robar las elecciones”.

“Nunca les dejaremos hacerlo. ¡No se pueden emitir votos después de que las urnas están cerradas!“, añadió.

No obstante, Twitter señaló el trino como potencialmente “engañoso”, en otro episodio de la pugna que ha mantenido con el jefe de Estado norteamericano por sus opiniones discutibles:

“Alguna parte o todo el contenido compartido en este Tweet ha sido objetado y puede ser engañoso respecto de cómo participar en una elección u otro proceso cívico”, comentó la red social en un mensaje con el que marcó el tuit del mandatario republicano, poco después de su publicación.