Denzel Skinner asegura que perdió su trabajo, que tenía desde hace ocho años, porque no quiso quitarse la máscara blanca que llevaba estampada la frase que representa la lucha contra el racismo y el abuso policial en Estados Unidos, que se intensificó a raíz del asesinato de George Floyd.

En un video que subió la semana pasada a su cuenta de Facebook, y ha sido replicado por varios perfiles en otras redes sociales, Skinner dijo que el gerente del punto en que labora en Youngstown, Ohio, le pidió que se quitara el tapabocas, él salió del establecimiento y aseguró que su superior le solicitó no regresar, informó Bloomberg.

Denzel afirmó que usó esta máscara no solo porque las que les dieron resultaron poco adecuadas en “condiciones cálidas” y el aire acondicionado no estaba funcionando, sino porque la empresa no especifica en sus políticas que el tapabocas no puede tener nada estampado, se lee en un artículo de TMZ sobre el tema.

Taco Bell, luego de ver que se posicionaron en Twitter numerales como #RIPTacoBell, #TacoBellIsOverParty y #BoycottTacoBell, compartió un comunicado en el que afirma expresa su decepción por el incidente.

“Hemos estado trabajando estrechamente con nuestro franquiciado que opera esta ubicación para abordar el problema. Si bien nuestras políticas en los restaurantes no prohíben que los miembros del equipo usen máscaras de ‘Black Lives Matter’, estamos trabajando para aclarar nuestra política de máscaras para que esto no vuelva a suceder”, cita Bloomberg.

Hasta el momento, nadie ha contactado a Skinner para aclarar el tema o restituirlo en su puesto de trabajo, según se escucha en el reporte que hizo la cadena NBC que algunos tuiteros han posteado en sus cuentas.