De acuerdo con el funcionario, las vacunas contra el coronavirus desarrolladas por los diferentes laboratorios y compañías farmacéuticas alrededor del mundo deberán distribuirse equitativamente, para controlar la emergencia sanitaria.

“En nuestro mundo interconectado, si las personas de las naciones de ingresos bajos y medianos no reciben los antídotos, el virus seguirá matando y la recuperación económica se retrasará”, indicó Adhanom Ghebreyesus en rueda de prensa.

Luego, agregó: “El uso de las vacunas como un bien público mundial es de interés nacional para todos y cada uno de los países. El nacionalismo de las vacunas prolongará la pandemia, no la acortará”.

El director de la Organización Mundial de la Salud, igualmente, afirmó que no avalarán ningún tratamiento experimental que no haya terminado las fases clínicas y que no sea seguro y efectivo para neutralizar el virus.

Tedros también recordó que las vacunas han ayudado a erradicar en las últimas décadas varias enfermedades que causaron millones de muertes. “La gente no debe dejarse confundir sin informarse sobre cómo fueron utilizadas para salvar la vida de muchas personas”, recalcó.

Margaret Harris, vocera oficial de la OMS, finalmente manifestó que lo más probable es que haya que esperar hasta mediados de 2021 para que se realicen vacunaciones masivas contra la COVID-19.

Acá, las declaraciones del funcionario: