No obstante, dicha decisión no entrará en vigor hasta tanto no sea revisada por una corte superior, informa el portal británico Unilad.

Los dos fallos ordenan a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) autorizar “la posesión, transporte, empleo y uso de la cocaína, excluyendo todo acto de comercio”, dice un comunicado de la organización que describe la decisión como un “paso histórico”.

Pero la Cofepris interpuso un recurso de revisión contra los fallos, que fueron emitidos en mayo, con el argumento de que no está facultada a expedir este tipo de autorizaciones, con lo que el caso pasó a un tribunal colegiado y, según la organización civil, podría escalar hasta la Suprema Corte.

Ambos fallos quedan por el momento sin efecto al no haber una autorización de Cofepris. En caso de sostenerse, solo beneficiarán a sus dos promotores, cuya identidad se mantiene en reserva.

“Este caso constituye un paso más en la lucha por construir políticas de drogas alternativas que permitan reorientar los esfuerzos de seguridad y atender mejor la salud pública”, añade el comunicado de México Unido Contra la Delincuencia, crítico del prohibicionismo y del operativo militar antidrogas lanzado por el gobierno mexicano en 2006.

La Suprema Corte ha emitido al menos 3 fallos para el consumo lúdico de la marihuana que benefician de manera individual a los promotores, uno de ellos el actor Diego Luna.

El 6 de noviembre pasado, Morena, el partido del presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador, presentó una iniciativa de ley que busca legalizar el uso lúdico de la marihuana y es presentada como alternativa para frenar la violencia ligada al narcotráfico. Sin embargo, la ley aún no ha sido discutida.

López Obrador ha dicho en otras ocasiones que no descarta la legalización de drogas. “Hay que analizarlo”, asegura.