El hombre, que permanece en la cárcel desde los 25 años, fue sentenciado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Todo esto se conoció hasta ahora gracias a Beth Shelburne, una periodista de investigación que recientemente entrevistó a Willie y que compartió su historia en Twitter.

De acuerdo con la comunicadora, el hombre “fue procesado bajo la ley de delincuentes habituales del estado de Alabama porque tenía 3 condenas anteriores”.

Actualmente, Willie paga sentencia en Holman, “una de las cárceles más violentas” de Estados Unidos, indicó la reportera y agregó que el hombre no ha recibido visitas desde 2005, luego de que su hermana falleciera. “No he sabido nada de nadie desde entonces”, comentó el condenado, según ella.

Willie también le contó a Beth que su arresto ocurrió a pocas cuadras de donde robó los 9 dólares y que su juicio duró solo 25 minutos; allí, su abogado (que fue asignado) ni siquiera llamó a testigos para defenderlo.

La periodista señaló que si bien a lo largo de los años el hombre “ha presentado recurso tras recurso”, todos se los han negado; aún así, él no pierde la esperanza de salir de prisión.

Al final, Beth hizo una reflexión a partir de esta historia:

“El señor Simmons no negó sus delitos, y no estoy escribiendo esto para argumentar que es inocente. Ha pagado sus delitos con toda su vida adulta, desechado como si no valiera la pena la redención. Me asquea pensar en cuántas otras personas están almacenadas en prisión, olvidadas”.

Este es el hilo de Twitter en el que la reportera contó el caso de Willie: