Así lo revela el nuevo documental ‘Hillary’, lanzado este viernes en la plataforma de streaming Hulu, donde Clinton justifica su relación sexual a fines de los 90 como algo que hizo para manejar sus “ansiedades”.

“Nadie se sienta y piensa ‘Creo que voy a correr un riesgo realmente irresponsable'”, dijo el expresidente. “Es malo para mi familia, malo para mi país, malo para la gente que trabaja conmigo”, prosiguió, diciendo que se sentía bajo una enorme presión, pero que lo que hizo estuvo mal.

“Sientes que has estado tambaleándote, has estado en una pelea de 15 rounds que fue extendida a 30 rounds, y aquí hay algo que te distraerá por un rato”, explicó. “La vida de todos tiene presiones y decepciones y terrores, miedos de lo que sea, cosas que hice para manejar mis ansiedades durante años”, añadió.

“Todos traemos nuestro equipaje a la vida y a veces hacemos cosas que no deberíamos. (…) Lo que hice fue horrible”: Bill Clinton

El exmandatario negó inicialmente la relación con Lewinsky en una declaración judicial grabada en video, en el marco de una demanda por acoso sexual. La Cámara de Representantes aprobó su proceso de destitución por mentir bajo juramento sobre la aventura con Lewinsky en diciembre de 1998, pero fue absuelto por el Senado dos meses después.

Clinton dijo que se siente “terrible” por cómo el affaire afectó la vida de Lewinsky para siempre. “A lo largo de los años la he visto tratando de volver a tener una vida normal”, indicó. “Pero hay que decidir qué defines como normal”.

Lo peor, confesó el expresidente, fue tener que contarle a su hija Chelsea. Hillary dijo a su marido que debía hacerlo antes de que la adolescente se enterase por la prensa. “Así que lo hice, y fue horrible”, señaló el expresidente. “Lo que hice estuvo mal. Simplemente odié lastimarla así”.

Hillary Clinton, por su lado, contó que se sintió “devastada y herida de una manera muy personal”, pero lo perdonó y nunca lo dejó, una decisión por la que fue muy criticada, aunque también muchos la alabaron.

La ex primera dama sugirió que con el movimiento #MeToo contra el acoso y la agresión sexual por parte de hombres que abusan de su posición de poder, algunas personas están haciendo una nueva lectura de lo sucedido. “Vivimos en tiempos extraños, como cuando la opinión pública cambia y la gente pasa de decir ‘Oh, tan noble, se quedó en su matrimonio’ a ‘Oh, es tan incomprensible que se haya quedado en su matrimonio'”, dijo Hillary Clinton.

“Me sentí tan agradecido de que ella pensara que aún contábamos con lo necesario para superarlo. Solo Dios sabe el precio que pagó por eso”, dijo Bill Clinton.

El 42º presidente de Estados Unidos aseguró que ha cambiado mucho desde hace dos décadas atrás, cuando estalló el escándalo. “Soy una persona totalmente diferente de la que fui. Quizás es solo que estoy envejeciendo, pero espero que sea también porque pasé por todo esto”, afirmó.