La policía federal de Estados Unidos se sumó este miércoles a la investigación de los 3 tiroteos perpetrados presuntamente por un joven que se encuentra detenido. Las autoridades y grupos de activistas temen que hayan podido tener motivaciones racistas, como lo muestra este trino:

Estos grupos antirracistas coinciden en que expresiones popularizadas por el expresidente Donald Trump, como “Kung Flu” (para referirse al coronavirus, recién se supo que provenía de China) y “virus chino” tuvieron un impacto sobre algunas personas, que dieron vía libre a sentimientos de odio y violencia contra los asiáticos, señala la revista Forbes.

No obstante, el señalado de los asesinatos dijo que no lo había hecho motivado por racismo, dijeron las autoridades estadounidenses, citadas por la agencia AFP.

Por ahora, los agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) empezaron su labor en el Condado Crisp donde el sospechoso de al menos uno de los incidentes, identificado como Robert Aaron Long, fue detenido la noche de los asesinatos después de una persecución policial.

Un portavoz del FBI dijo al diario The Atlanta Journal Constitution que los agentes federales colaboran con la policía local por la posibilidad de que los 3 ataques hayan tenido una motivación de racismo.

Las autoridades no han divulgado información oficial sobre la identidad de las víctimas, los presuntos motivos de los ataques u otros detalles.

Al parecer, el perpetrador fue el mismo individuo

Long fue capturado el martes 16 de marzo en la noche, unos 240 kilómetros al sur de Atlanta cuando un policía de la patrulla de caminos le obligó a detener el vehículo en el que huía.

El hombre fue detenido sin incidentes y acusado de homicidio por el ataque en el salón de masajes Young’s Asian Parlor, en el Condado Cherokee, que dejó cuatro personas muertas y una herida.

En otros dos ataques ocurridos en menos de una hora y en establecimientos similares en el nordeste de Atlanta murieron otras cuatro personas.

El portavoz policial Jay Baker dijo que Long parece ser el mismo sospechoso en los tres ataques, según lo que muestran las imágenes de las cámaras de vigilancia.

El martes, la senadora demócrata en Georgia, Michelle Au, ella misma de ascendencia china, había advertido a sus colegas sobre el incremento alarmante de ataques contra asiático-estadounidenses en el estado y otras partes del país.

Según Au, ha habido un 150 % de incremento en los crímenes contra asiáticos y asiático-estadounidenses entre 2019 y 2020, una tendencia que portavoces de la comunidad atribuyen a la retórica anti China del ex presidente Donald Trump.

El grupo Stop AAPI Hate, que se formó para contrarrestar la discriminación contra los asiático-estadounidenses durante la pandemia, calificó los tiroteos del martes como “una tragedia indescriptible” para una comunidad “golpeada por altos niveles de ataques racistas”.

Este fue el registro de los asesinatos de la cadena CBS: