El allanamiento a la residencia de Marrero, jefe de despacho de Guaidó, ocurrió a las 4:00 de la madrugada, hora local. El Servicio Bolivariano de Inteligencia de Venezuela (Sebín) también ingresó a la casa del diputado Sergio Vergara, muy cercano a Guaidó.

En el último audio que logró difundir Marrero, dice: “En este momento el Sebín está aquí […] Llegaron a mí. Sigo en la lucha. No se detengan. Cuiden al presidente [Guaidó]. Y, bueno, que sea lo que Dios quiera. Dios los bendiga. Fuerza y fe. El pueblo venezolano no debe detenerse por esto. Y debemos entender que, bueno, el que se cansa, pierde”.

Hasta las 6:30 de la mañana, hora local (5:30 de la mañana, hora colombiana), no se tenía información clara sobre la suerte que habría corrido Marrero en manos de las fuerzas del régimen de Maduro.

Pero antes de difundir este audio, Marreo había publicado otro muy dramático en el que se escucha la forma en que las fuerzas de seguridad de Maduro golpean con fuerza la puerta de su casa, y él dice: “En este momento están entrando a la casa del Diputado Vergara y a mi casa, un grupo fuerte del Sebín. Han tumbado una pared”.

Después de conocer el hecho, el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, calificó de secuestro el hecho y denunció que el Sebín sembró armas en la casa de su jefe de despacho:

Hasta las 6:30 de la mañana (5:30 de la mañana, hora colombiana) no se tenía información clara sobre la suerte que habría corrido Marrero en manos de las fuerzas del régimen de Maduro.