Acudió a símbolos de ese país tan reconocidos como su arquitectura antigua y moderna, los dibujos animados de Hello Kitty y Súper Campeones, y hasta videojuegos como Pac-Man y Super Mario Bros.

El video terminó preciso cuando el primer ministro nipón Shinzo Abe apareció en el estadio Maracaná de Río, con la gorra del popular personaje de ficción.