Su puntaje sobrepasó la marca mínima requerida por un total de 22 centímetros y con este sigue liderando la competencia.

La subcampeona olímpica en Londres-2012 necesitaba 14.30 para pasar a la final, programada para el domingo, y lo logró en su primer intento.

A sus 32 años, la bicampeona mundial en 2013 y 2015, sabe que estos pueden ser sus últimos Juegos Olímpicos y ha puesto el oro de Rio-2016 como su principal objetivo.

La colombiana tratará el domingo de acercarse a sus mejores marcas (15,04 en Doha como mejor registro de la temporada y 15,31 en 2014 en Mónaco como su más destacado logro personal) para no tener sorpresas y lograr ese ansiado metal dorado olímpico.

Con la clasificación a la final en el bolsillo, la saltadora colombiana renunció a los otros dos saltos para reservarse para la final.

La medalla de los Juegos Olímpicos es la única que la colombiana no tiene en su colección, pero con su habilidad, seguro lo logrará.

Con información de AFP