En la entrevista, emitida este fin de semana, Francy indicó que todo se dio en medio de una discoteca, cuando ya casi terminaba de cantar, y después de haberle recibido un par de copas al hombre del acto obsceno.  

“La disco era muy grande, así que yo iba y venía [de un lado al otro del escenario], y el muchacho me decía: ‘Hermosa, linda’; me brindaba trago, y yo le recibí como dos aguardientes. ¡Hasta ahí todo normal! [Pero] cuando ya íbamos a terminar de cantar, me vine para la tarima, y vi a ese sardino sentado autoamándose. Yo quedé en ‘shock’”, recordó.

En ese momento, de acuerdo con su relato en el programa de Canal 1, se sintió apenada, especialmente porque su padre estaba con ella, ya que era parte de su grupo. “Yo lo voltee a mirar [a mi papá] y no sabía qué hacer”, explicó.

Fue entonces cuando su agrupación dejó de tocar y en el sitio prendieron las luces, mientras la artista le pedía a seguridad que, por favor, “se llevaran al muchacho para el baño”.

Al rememorar ese episodio, Francy también aseguró que esa no es la única ocasión en la que le ha sucedido algo parecido. “Realmente me ha pasado varias veces”, dijo, como se puede escuchar en el siguiente video del mencionado canal con la declaración completa de la cantante sobre pervertido fan.