El cantante transmitió para sus seis millones y medio de seguidores en esa red social y les contó que estaba hospitalizado “por un problema que aparentemente es ambulatorio o fácil”, pero que como resultado de un mal cuidado pudo ser peor.

Silvestre Dangond dijo que desde el pasado domingo llegó a Barranquilla por temas laborales y que cuando ya no soportó el dolor decidió ir al médico. Este fue el  delicado reporte del especialista, según relató:

“Me hizo el examen y me dijo que tenía una úlcera cerca del intestino recto. Él no se explicaba cómo yo no había sufrido peritonitis porque la úlcera estaba muy avanzada”.

El artista dijo que en los días previos había estado muy mal y que incluso pasó por muy malos momentos antes y durante su último concierto, de 6 horas, que fue en Valledupar.

Luego, continuó:

“Irresponsablemente, al otro día me levanté, me puse una inyección para el dolor y seguí celebrando; y, de pronto, no hubiera alcanzado a estar echando el cuento hoy en día porque me hubiera empeorado”.

Una vez decidieron hospitalizarlo, él mismo lo contó a sus fanáticos con una foto con la que los dejó muy preocupados, y que le hicieron llegar muchos deseos de pronta recuperación.

Además, agregó un mensaje que queda más claro con su explicación: “¡He sido fuerte muchas veces, pero esta vez me venció el miedo de desafiar la vida con la solución en las manos!”.

Horas después comenzaron a aparecer versiones que decían que el artista sería operado de emergencia por un problema de hemorroides, pero en el ‘live’ él les pidió a su seguidores que “no se dejen engañar, toda mentira que están diciendo de una enfermedad”.

Silvestre también agradeció que detectó a tiempo su padecimiento, pese a que se demoró en hacerse el examen y confesó que fue “por miedo” al resultado que le pudieran entregar.

Este mismo miércoles el vallenatero fue sometido al procedimiento quirúrgico y hasta recibió visitas, pues el abogado Abelardo de la Espriella compartió una foto con él en el hospital y aseguró que se recuperaría pronto.

Sin embargo, relató el cantante entre risas, el jurista no fue el único que lo visitó:

“Han venido muchas enfermeras bonitas, han entrado acá solo a prender el foco pa’ verme; pero yo feliz porque me da buen ánimo que me quieran ver, que me quieran saludar y que se note el cariño de la gente”.

También se desmintió que el artista se hubiese contagiado de COVID-19 y contó que como la operación “fue un éxito” mañana estará en su casa para disfrutar del lanzamiento de su disco ‘Las locuras mías’ que será a medianoche, y que estuvo promocionando.

Este es parte del ‘Live’ que hizo el guajiro y que fue compartido por una cuenta que replica contenido de famosos: