El presentador aseguró en el programa que su papá “se desentendió” de él, de su hermano menor y de su mamá justo cuando ella estaba embarazada de su tercer hijo. Al ser el mayor de sus hermanos, él se convirtió en la “figura paterna” de la casa.

“Hoy no me hace falta, hoy no me importa que no exista en la vida de nosotros“, agregó Juan Carlos poco antes de decir que su papá “no es una buena persona”:

“Pasa mucho tiempo para entender que es mejor que estuviera lejos porque no es una buena persona, no es una persona que yo hubiera querido tener como papá”.

De acuerdo con el presentador, la ausencia de su padre hizo que su mamá se volviera más fuerte. Asimismo, indicó que sus tíos políticos “han sido muy importantes” para afrontar los momentos difíciles.

Al final, Juan Carlos afirmó que a estas alturas de la vida no quiere “cuidar a un señor” con el que nunca ha tenido contacto.

Este es el relato completo: