Luego de ver que su nombre se multiplicó en redes sociales por su supuesta participación en una noche de rumba en el hotel Selina, de Bogotá, Natalia hizo varias historias de Instagram para expresar su indignación, pues ha cumplido la cuarentena siguiendo todas las recomendaciones de seguridad.

“Yo no suelo nunca salir a desmentir cualquier cantidad de atrocidades que hablan de uno. Ningún chisme me interesa rectificar, pero creo que este tema es necesario rectificarlo […] Absolutamente no tiene nada de verdad [que hubiera estado en una fiesta clandestina en el hotel Selina]”, dijo evidentemente molesta la modelo.

Enseguida, París, a quien hace poco le tocó contener la risa por una ‘burrada’ de la Dj Marcela Reyes -que confirmó tener COVID-19– en una entrevista por Instagram le pareció el colmo que la involucraran en esta historia, pues ella no se mete “con nadie”, y ha permanecido en su casa: “Ni siquiera salí a recoger a mi hija a una finca por tres meses, por no infringir las normas que ha puesto el Gobierno”.

La modelo aclaró que la última fiesta que hizo en el hotel Selina, donde efectivamente ha realizado eventos en el pasado, fue hace año y medio, “ahorita en cuarentena no”.

Para Natalia resultó muy grave que su nombre apareciera en esta noticia, en la que su participación siempre fue una especulación, pues, según ella, “me están inculpando de poner en riesgo muchísima gente con esta pandemia”.

En sus declaraciones para negar haber estado, o planeado, una fiesta clandestina en plena cuarentena, la Dj aprovechó para hacer un llamado a otros famosos que sí se la pasan en fiestas con más de 20 personas y asados con “un montón de gente”, pues no comprende qué parte de la emergencia mundial no han entendido.

“Por favor tengan conciencia. Qué irresponsabilidad”, le dijo a los integrantes de la farándula que se pasan la cuarentena ‘por la faja’.