El cantante trató de eliminar la evidencia del coqueteo que sostenía con una mujer de la que se desconoce su identidad, pero sus seguidores fueron más rápidos y en redes como Twitter se puede ver la foto que desapareció de sus historias de Instagram.

La sugestiva foto muestra una parte del torso del artista, que se encuentra en una cama, mientras baja un poco el edredón blanco que cubre sus partes íntimas.

Aunque no se alcanza a ver nada, es una fotografía que, al ser borrada, quedó claro que no era para sus fans, sino para una persona en particular.

Liam, sin embargo, no es que le tema a publicar fotos mostrando un poco de piel, pues hace unas semanas un fotógrafo compartió una instantánea de él desnudo, en la que sus nalgas se roban la atención, y que seguramente tuvo su aprobación.