El concursante interpretó el tema ‘Corazón de seda’ y, como en la audición, lo acompañó su inseparable oso para amenizar su ‘show’, que encendió el ambiente en el programa y puso a bailar a más de uno.

Incluso, cuando llegó el momento de las devoluciones, Valerie Domínguez llegó al escenario y dijo:

Yo quiero que este osito me enseñe unos pasitos”, solicitud que fue cumplida de inmediato, pues la música se hizo presente, el felpudo empezó a bailar y ella -ni corta, ni perezosa- lo acompañó con algunos sensuales pasos.

Sin embargo, la falda de la presentadora no era muy larga, por lo que durante sus movimientos tuvo que agarrarla en varias oportunidades para que no se elevara más de lo debido. Con mucha suerte logró que no se viera su ropa interior.

Esta fue la grabación: