En entrevista con El Espectador, el senador Efraín Cepeda, coordinador ponente del Plan Nacional de Desarrollo (PND), confirmó que dicha propuesta llegó en 10 artículos que tienen como fin “asegurar la prestación eficiente y sostenible del servicio público de distribución y comercialización de electricidad en la Costa Caribe del país”.

Según Cepeda, si el Congreso da luz verde a este proyecto de ley, con el que se recaudarían cerca de 160.000 millones de pesos al año, el cobro se haría transitoriamente a partir de septiembre, señaló el diario bogotano.

Sin embargo, El tiempo informó que los congresistas Cesar Lorduy y José David Name dijeron que estos ingresos se buscan con el pretexto de la crisis, pero en realidad no irían al rescate de la electrificadora, que presenta indicadores de pérdidas de energía cercanos al 24 por ciento.

Según Lorduy, una de las estrategias de este proyecto de ley es para llenar el Fondo Empresarial, al cual puede acceder cualquier distribuidora del país en caso de necesitar un salvamento. Es decir, “No es una solución puntual para Electricaribe”.

Por otra parte, el cobro del 2 por ciento “es para que la Superservicios pueda atender sus obligaciones”, señaló el congresista al medio citado.