Los integrantes de esa célula legislativa (Jorge Enrique Robledo, Alejandro Corrales Escobar, Nora María García Burgos, Guillermo García Realpe, José Obdulio Gaviria, Didier Lobo Chinchilla, Jorge Eduardo Londoño, Maritza Martínez, Carlos Felipe Mejía, Sandra Liliana Ortiz y Pablo Torres Victoria) citaron al ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo; al ministro de Agricultura, Rodolfo Enrique Zea, y al superintendente de Industria y Comercio, Andrés Barreto González, y le hicieron un llamado a la SIC para que no otorgue la patente solicitada.

Sobre esa solicitud, presentada por el ingeniero Jorge Enrique González Ulloa, ha habido mucha confusión, que comenzó cuando el representante a la cámara por la Coalición Alternativa Santandereana Fabián Díaz rechazó “las pretensiones de Riopaila de patentar la panela y con esto acabar a nuestros campesinos y pequeños productores de este endulzante”. Incluso, hubo quienes llegaron a decir que en esta idea estaba involucrada la senadora María Fernanda Cabal.

Pero ni el Ingenio Riopaila ni Cabal tienen velas en esto. El portal Colombiacheck estableció imprecisiones en lo manifestado por Díaz, pues Riopaila no tramita la mencionada patente ante la SIC, sino González Ulloa como particular, y lo que busca registrar no es la panela, sino un proceso similar al de ese producto, pero que presenta varias diferencias.

Es un método para extraer de la caña de azúcar un jugo que preserva el policosanol, endulzante natural que, según González Ulloa en su solicitud, “limpia las arterias y elimina el colesterol”, y al cual le puso el nombre de Policane. El Grupo Industrial Riopaila Castilla aclaró en un comunicado que no es propietario de la patente de ese producto en el país o el exterior, y que tampoco tiene vínculo jurídico o comercial con esa patente.

También subraya que “siempre ha reconocido el sector panelero por lo que representa para la economía del país”, y que, de acuerdo con las conclusiones de los senadores de la Comisión Quinta, está conformado por unas 350.000 familias en 511 municipios productores en el país, a los que “causaría un daño enorme” la propuesta presentada por González Ulloa, por la que los parlamentarios manifiestan su “total desacuerdo”.

Pero los congresistas van más allá y advierten que otorgar una patente relacionada con la panela “es sinónimo de monopolio” y “terminaría por hacerles daño también a los consumidores”. Para los senadores, además, la patente “podría conducir a fuertes contradicciones económicas y sociales entre los cultivadores de caña de azúcar en Colombia —paneleros y azucareros— que nada positivo le genera al país”.

Y agregan otras dos razones para sustentar su rechazo: porque la patente “violaría el ordenamiento legal colombiano”, y porque existe “un muy amplio rechazo nacional a patentar la panela”.

¿Cuánto se demorará la SIC en decidir?

Los ministros de Comercio y Agricultura manifestaron su negativa de apoyar la solicitud de patente, y aclararon que la entidad competente para decidir sobre ese tema es la SIC, de acuerdo con un comunicado del Senado.

Sin embargo, pese a que estas voces pesan mucho, la decisión está en manos de la SIC. El superintendente Barreto confirmó que el proceso de solicitud de patente está haciendo su trámite en esa entidad, pero que se debe basar en suplir un Régimen Jurídico Interno, en la Decisión 486 de la Comunidad Andina y en un trámite propio de lo contencioso administrativo.

Sostuvo que la SIC tiene la capacidad técnica y de recursos para realizar un examen a fondo, y confirmó que este será un proceso que se va a tomar entre 18 y 24 meses, a menos que el solicitante desista.